Envío gratuito en Lima Metropolitana

Envío seguro a todo el Perú

Lista de Favoritos

Envíalo como un Regalo 🎁

Cigarros Electrónicos : Lo que Necesitas saber sobre el hábito de Vapear

Puntuación0
Puntuación0

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»574″ img_size=»thumbnail» alignment=»center»][vc_single_image image=»675″][vc_custom_heading text=»¿Qué son los Cigarros Electrónicos, Vape, o Vaporizadores?» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]Los cigarros electrónicos, también llamados e-cigs, vaporizadores electrónicos o sistemas electrónicos de administración de nicotina, son dispositivos a pila con los que se inhala un vapor que comúnmente —aunque no siempre— contiene nicotina, saborizantes y otras sustancias químicas. Pueden tener el aspecto de los cigarrillos de tabaco tradicionales (en ese caso, se usa el término cig-a-likes en inglés), de un cigarro, de una pipa o hasta de artículos de uso diario como bolígrafos o memorias USB portátiles. También hay otros dispositivos que pueden tener un aspecto distinto, como los que vienen con un tanque recargable. Independientemente del diseño y el aspecto, estos dispositivos por lo general funcionan de forma similar y están compuestos por piezas similares. En la actualidad hay más de 460 marcas diferentes de cigarros electrónicos en el mercado.1 Algunos otros nombres comunes para los cigarros electrónicos son:[/vc_column_text][vc_column_text]

  • E-Cig
  • Narguile Electrónico o e-Hookah
  • Hookah Bolígrafo
  • Vapeador
  • Bolígrafo Vapeador
  • Mods (vaporizadores más poderosos que se pueden ajustar a las preferencias personales)

[/vc_column_text][vc_single_image image=»679″][vc_custom_heading text=»¿Cómo funciona un Vape?» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]La mayoría de los cigarros electrónicos están formados por cuatro elementos:[/vc_column_text][vc_column_text]

  1. Un cartucho o receptáculo que contiene una solución líquida (e-líquido o e-jugo) con variadas cantidades de nicotina, saborizantes y otras sustancias químicas.
  2. Un elemento calentador (el vaporizador)
  3. Una fuente de energía (generalmente, una pila)
  4. Una boquilla por la cual se inhala

[/vc_column_text][vc_column_text]En muchos cigarros electrónicos, al pitar se activa el elemento calentador a pila, el cual vaporiza el líquido contenido en el cartucho. La persona inhala entonces el aerosol o vapor resultante (a esto se le llama «vapear» o vaping en inglés).[/vc_column_text][vc_custom_heading text=»El uso del Vape entre los Adolescentes» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]Los cigarros electrónicos son populares entre los adolescentes y actualmente son la forma más común de consumo de tabaco entre los jóvenes en Estados Unidos. Algunos de los factores que han contribuido a su popularidad entre los jóvenes son la facilidad con la que se pueden obtener, su atractiva publicidad, la variedad de sabores de los e-líquidos y la creencia de que son más seguros que los cigarrillos tradicionales. Además, una encuesta de estudiantes de la escuela secundaria reveló que uno de cada cuatro adolescentes había usado cigarros electrónicos para «goteo» o dripping, una práctica en la que los vapores se producen y se inhalan colocando gotas del e-líquido directamente sobre serpentines atomizadores precalentados. Los adolescentes reportaron que practican dripping por los siguientes motivos: para crear un vapor más espeso (63.5 %), para mejorar los sabores (38.7 %) y para sentir una sensación más intensa en la garganta —la sensación de placer que crea el vapor al hacer que la garganta se contraiga— (27.7 %).2 Es necesario realizar más investigaciones sobre los riesgos de esta práctica.[/vc_column_text][vc_single_image image=»688″][vc_column_text]Además de los efectos desconocidos que pudieran tener los cigarros electrónicos sobre la salud, las observaciones iniciales sugieren que pueden actuar como un producto de iniciación para adolescentes y preadolescentes que con el tiempo pasan a consumir otros productos de tabaco, incluidos los cigarros que, como se sabe, causan enfermedades y muerte prematura. Un estudio reveló que los estudiantes que habían usado cigarros electrónicos antes de ingresar a 9.0 grado tenían más probabilidades que otros de comenzar a fumar cigarros u otros productos de tabaco en el año siguiente.3 Hay otro estudio que apoya estas conclusiones e indica que los estudiantes de la escuela secundaria que habían usado cigarros electrónicos el mes anterior fueron siete veces más propensos a reportar que habían fumado cigarros cuando se les hizo la pregunta aproximadamente seis meses más tarde, en comparación con los estudiantes que dijeron que no habían usado cigarros electrónicos. Es de destacar que no ocurrió lo mismo en sentido opuesto: los estudiantes que dijeron que habían fumado cigarros no fueron más propensos a reportar el uso de cigarros electrónicos cuando se les preguntó aproximadamente seis meses más tarde. Como en el estudio anterior, estos resultados sugieren que los adolescentes que usan cigarros electrónicos tienen un mayor riesgo de fumar cigarros en el futuro. Sin embargo, todavía es necesario realizar más investigaciones para determinar si el hecho de experimentar con cigarros electrónicos lleva a fumar tabaco en forma regular.4 Sin embargo, todavía es necesario realizar más investigaciones para determinar si el hecho de experimentar con cigarros electrónicos lleva a fumar tabaco en forma regular.[/vc_column_text][vc_column_text]De acuerdo con las reglamentaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration, FDA), creadas para proteger la salud de los jóvenes en el país, los menores ya no pueden comprar cigarros electrónicos en tiendas ni por internet (ver «Reglamentación gubernamental sobre los cigarros electrónicos»). Actualmente, la FDA regula la fabricación, la importación, el envasado, el etiquetado, la publicidad, la promoción, la venta y la distribución de los cigarros electrónicos. Esta regulación incluye los componentes y las piezas de los cigarros electrónicos, pero no incluye los accesorios.[/vc_column_text][vc_single_image image=»680″][vc_custom_heading text=»¿Qué efectos tiene el Vape sobre el cerebro?» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]Cuando una persona usa un cigarro electrónico, la nicotina contenida en el líquido del cigarro se absorbe rápidamente en la corriente sanguínea. Una vez en la corriente sanguínea, la nicotina estimula las glándulas suprarrenales para que liberen la hormona epinefrina (adrenalina). La epinefrina estimula el sistema nervioso central y aumenta la presión arterial, el ritmo respiratorio y la frecuencia cardíaca. Como sucede con la mayoría de las sustancias adictivas, la nicotina aumenta los niveles de un mensajero químico en el cerebro llamado dopamina, el cual afecta las áreas del cerebro que controlan la recompensa, es decir, el placer generado por conductas naturales como, por ejemplo, el comer. Estas sensaciones motivan a algunas personas a consumir nicotina repetidamente a pesar de los posibles riesgos para la salud y el bienestar.[/vc_column_text][vc_single_image image=»682″][vc_custom_heading text=»¿Qué efectos tiene Vapear sobre la salud? ¿Son más seguros que los cigarros de tabaco?» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]Hasta el momento, las investigaciones sugieren que los cigarros electrónicos podrían ser menos perjudiciales que los cigarros de tabaco cuando una persona que fuma regularmente reemplaza completamente el tabaco con cigarros electrónicos. Pero la nicotina, en cualquiera de sus formas, es una droga sumamente adictiva. Las investigaciones sugieren que hasta puede cebar o predisponer el sistema de recompensa del cerebro y, de esa manera, poner a quienes lo usan en riesgo de volverse adictos a otras drogas.[/vc_column_text][vc_column_text]Además, el uso de cigarros electrónicos expone a los pulmones a una variedad de sustancias químicas, incluidas las que se agregan a los e-líquidos y otras producidas durante el proceso de calentamiento y vaporización. Un estudio de ciertos productos para cigarros electrónicos reveló que el vapor contiene sustancias cancerígenas y productos químicos de conocida toxicidad, al igual que nanopartículas de metales potencialmente tóxicos provenientes del dispositivo mismo. El estudio demostró que los e-líquidos de ciertas marcas de cigarros con aspecto de cigarros tradicionales (cig-a-likes) tienen un alto contenido de níquel y cromo, que podrían provenir de los serpentines de calentamiento del dispositivo vaporizador, que están hechos de nicromo. Los cig-a-likes pueden contener además niveles bajos de cadmio, un metal tóxico que también se encuentra en el humo de los cigarros y puede causar problemas respiratorios y enfermedades. Es necesario realizar más investigaciones sobre las consecuencias que la exposición repetida a estas sustancias químicas tiene sobre la salud.[/vc_column_text][vc_single_image image=»683″][vc_custom_heading text=»Efectos sobre la salud en los adolescentes al Vapear» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]Los años de la adolescencia son críticos para el desarrollo del cerebro, que continúa creciendo hasta la adultez temprana. Los jóvenes que consumen productos de nicotina en cualquiera de sus formas, incluidos los cigarros electrónicos, están especialmente expuestos al riesgo de sufrir efectos duraderos. Como la nicotina afecta el desarrollo del sistema de recompensa del cerebro, el uso continuado de los cigarros electrónicos no solo puede llevar a la adicción a la nicotina, sino que también puede hacer que otras drogas, como la cocaína y la metanfetamina, sean más placenteras para el cerebro en desarrollo del adolescente.[/vc_column_text][vc_column_text]La nicotina también afecta el desarrollo de los circuitos cerebrales que controlan la atención y el aprendizaje. Otros riesgos incluyen trastornos emocionales y problemas permanentes para controlar impulsos, es decir, la incapacidad de resistir un deseo fuerte o un impulso que podría causarle daño a la persona o a otros.[/vc_column_text][vc_single_image image=»684″][vc_custom_heading text=»¿Los Vapes sirven de ayuda para dejar de fumar?» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]Algunas personas opinan que los cigarros electrónicos pueden ayudar a disminuir las ansias intensas de nicotina en quienes están tratando de dejar de fumar. Sin embargo, los cigarros electrónicos no están aprobados por la FDA como elemento de ayuda para dejar de fumar y no hay pruebas científicas concluyentes sobre la efectividad que tienen para dejar de fumar en el largo plazo. Cabe mencionar que hay siete productos de ayuda para dejar de fumar aprobados por la FDA; se ha comprobado que estos productos son seguros y pueden ser efectivos cuando se usan de acuerdo con las instrucciones.[/vc_column_text][vc_column_text]Los cigarros electrónicos no se han evaluado completamente en estudios científicos. Por ahora, no hay suficiente información sobre la seguridad de los mismos, cómo se comparan los efectos que tienen sobre la salud con los efectos de los cigarros tradicionales, y si son útiles o no para quienes están tratando de dejar de fumar.[/vc_column_text][vc_single_image image=»685″][vc_custom_heading text=»Puntos para recordar» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]Los cigarros electrónicos son dispositivos a pila que se usan para inhalar un vapor que comúnmente —aunque no siempre— contiene nicotina, saborizantes y otros productos químicos. En muchos cigarros electrónicos, al pitar se activa el elemento calentador a pila que vaporiza el líquido contenido en el cartucho o receptáculo. La persona inhala entonces el aerosol o vapor resultante (a esto se le llama «vapear» o vaping en inglés).
Los cigarros electrónicos son populares entre los adolescentes. De acuerdo con la reglamentación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration, FDA), creada para proteger la salud de los jóvenes en ese país, los menores ya no pueden comprar cigarros electrónicos en persona ni por internet.
La nicotina estimula las glándulas suprarrenales para que liberen la hormona epinefrina (adrenalina) y aumenta el nivel de un mensajero químico en el cerebro llamado dopamina. La acción de la dopamina en el sistema de recompensa del cerebro motiva a algunas personas a consumir nicotina repetidamente a pesar de los posibles riesgos para la salud y el bienestar.
Hasta el momento, las investigaciones sugieren que los cigarros electrónicos son menos perjudiciales que los cigarros de tabaco cuando una persona que fuma regularmente reemplaza completamente el tabaco con cigarros electrónicos. Pero los cigarros electrónicos pueden de todas maneras perjudicar la salud de una persona.
Los cigarros electrónicos pueden llevar a la adicción a la nicotina y a un mayor riesgo de adicción a otras drogas.
Su uso también expone a los pulmones a una variedad de sustancias químicas, incluidas las que se agregan a los e-líquidos y otras producidas durante el proceso de calentamiento y vaporización.
Es necesario investigar más para determinar si los cigarros electrónicos pueden ser tan efectivos como elemento de ayuda para dejar de fumar como lo son los productos de ayuda que ya han sido aprobados por la FDA.[/vc_column_text][vc_single_image image=»686″][vc_custom_heading text=»Reglamentación gubernamental sobre los Vapes» use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text]En el 2016, la FDA estableció la reglamentación de los cigarros electrónicos y sus soluciones líquidas. Como los cigarros electrónicos contienen nicotina derivada del tabaco, ahora están sujetos a reglamentación gubernamental tal como sucede con los productos de tabaco. Esto incluye el requisito de que la compra, tanto en línea como en persona, solo la pueden efectuar personas de al menos 18 años de edad[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      El Burrier
      0
        0
        Tu Carrito
        Tu Carrito está VacíoIr a la Tienda